Reservar hora

Preguntas frecuentes

El Bruxismo es un hábito parafuncional y un acto involuntario donde se aprietan y rechinan los dientes, en forma rítmica o espasmódica, lo que puede provocar trauma oclusal (mordida).

Varios factores participan, entre los que se pueden destacar el stress, reflujo gastroesofágico, lupoapnea, algunas sustancias estimulantes, etc.

Es un elemento acrílico que se interpone entre ambas arcadas con el fin de evitar el daño por desgaste de los dientes y disminuir los efectos que tiene el apretar y rechinar los dientes en la musculatura maxilofacial.

La disfunción es la especialidad encargada de diagnosticar y corregir disfunciones de la ATM (articulación temporomandibular), a las alteraciones que se producen entre la articulación de la mandíbula y la cabeza. Esta articulación es la que hace posible los movimientos de la mandíbula durante la masticación, la fonación y la deglución.

El Bruxismo es provocado principalmente por el estrés emocional y algunos de sus síntomas cefaleas tensionales (dolores de cabeza) y el desgaste de las piezas dentarias por deslizamientos involuntarios. La especialidad de disfunción permite evaluar que tipo de Bruxismo presenta el paciente y aplicar un plan de tratamiento para combatirlo.


Bruxismo : Causas, síntomas y tratamiento


Prestaciones frecuentes

Distintos planos de relajación para problemas articulares y musculares que causan dolores faciales, de cabeza, mandibulares y cuello, rigidez en los músculos de la mandíbula, limitación del movimiento o bloqueo, saltos o ruidos articulares.